share on:
México, Australia, Vietnam… y la lista continúa. Unos 35 países y otros tantos mercados de exportación provistos por Gamex, filial del Groupe Gamache.

La aventura comenzó hace más de 15 años cuando Richard Gamache llamó por primera vez a Yvon Vallières, hoy Director de ventas. De hecho, «diecisiete años» – como le gusta recalcar a Vallières con orgullo para poner de relieve la experiencia de todos esos años. Estábamos en una época en que llamar por teléfono a un cliente de Colombia nos llevaba toda la tarde. También, para el servicio al cliente, había que filmar las instrucciones de ensamblaje en video y expedir todo por correo postal o servicio de mensajería… y esperar. La tecnología, por supuesto, aceleró todo, pero sobre todo, lo simplificó, precisa Vallières.

Tan pronto como se la pone en línea, la ficha de un camión en venta pude ser vista en el otro extremo del mundo. El equipo de Gamex puede, a distancia y en tiempo real, ayudar a un cliente a instalar una pieza de recambio o a poner en servicio un vehículo. Exportar camiones pesados o tractores a América Latina ya no implica la complejidad logística de antes. El mundo interconectado de hoy uniformiza la demanda. Los clientes están al tanto de la evolución de los modelos y de las tecnologías en mecánica, y exigen modelos más recientes. Un ejemplo, cuenta Vallières, es el Vietnam, que en la actualidad sólo compra vehículos que tienen entre 3 y 5 años. Y la tendencia se extiende a todos los mercados en los cuales «… ahora, algunos de nuestros clientes extranjeros tienen unos 8 años de atraso en lugar de 15, como antes », observa.

La exportación de camiones pesados, o de partes y de piezas de recambio, hacia una cartera de clientes no solamente vasta sino también muy diversa exige que Gamex tenga una gran flexibilidad, y aún más teniendo en cuenta que cada país tiene sus propios criterios. Para Australia, por ejemplo, son solamente las piezas, porque nuestros camiones tienen volante a la izquierda. En cambio, en otros países, se puede ir más lejos en la propuesta de soluciones. En el caso de África, y para disminuir los costos de transporte, los camiones se desmontan completamente, se meten en contenedores más pequeños, se expiden y son montados en el país del cliente, donde la mano de obra es más barata.

Para alimentar todos esos mercados y vender 1500 camiones por año, Gamex cuenta con numerosas fuentes de aprovisionamiento: las empresas de transporte, los remates, por los vehículos enteros, y las compañías de seguros, por las piezas. «Tenemos acuerdos con compañías que nos venden vehículos accidentados para recuperar las piezas», explica Vallières. Y, hay que agregar, esas piezas no se venden todas en el extranjero. Se las modifica cuidadosamente y son vendidas a las escuelas de oficios de Quebec.

Gamex, piezas para el relevo local

Bruno Sauriol, de la Escuela de los oficios y equipamientos motorizados de Montreal (ÉMEMM), señala: «Lo que es bueno con Gamex, es que se puede pedir que hagan modificaciones a las piezas para obtener exactamente lo que uno desea. » Este profesor responsable de los talleres de la ÉMÉMM no duda en venir a vernos para seguir de cerca la evolución de los trabajos de modificación y discutir acerca de los objetivos de la operación. Después de todo, él tiene competencias precisas para trasmitir. Así es como, en complicidad con Gamex, este profesor programa anomalías y defectos mecánicos que luego tendrán que corregir los 250 estudiantes del programa de mecánica de vehículos pesados que frecuentan cada semestre los talleres de esa escuela casi centenaria.

Transmisiones, motores, diferenciales, porciones de camiones, todo es montado y adaptado a la formación del relevo, un relevo que trabaja duro y pone a prueba todos esos componentes: «A fuerza de montar y desmontar, de ajustar y desajustar, de verificar y de reparar, uno los mira… y se hace solo! », dice Bruno Sauriol, que es mecánico como todos los profesores de la escuela. Con frecuencia hay que remplazar las piezas demasiado usadas, o directamente dañadas. Hay que mantenerse actualizado y trabajar en vehículos como los que circulan en las carreteras.

Y decir que la colaboración entre Gamex y la ÉMÉMM comenzó con una simple compra de piezas. Con el correr del tiempo, nació una asociación que se fue consolidando con los años y que brinda a los estudiantes de las escuelas de oficios herramientas de aprendizaje concretas, hechas a medida para sus necesidades y para las habilidades que deben desarrollar.

Gamex-marche-1  Gamex, nuestro mercado es el mundo Gamex marche 1Gamex-marche-2  Gamex, nuestro mercado es el mundo Gamex marche 2Gamex-marche-3  Gamex, nuestro mercado es el mundo Gamex marche 3

Leave a Response